Come Sano en la Feria: Capacitan a feriantes que venderán productos con trazabilidad

Cerca de 25 comerciantes de la feria libre Arrieta y Chacareros de La Reina están siendo capacitados por el proyecto de trazabilidad e inocuidad que impulsa la Asociación de Ferias Libres y la Fundación para la Innovación Agraria (FIA). Así mismo, prontamente se lanzará una Campaña de Sensibilización “Come Sano en la Feria”.

En la fase de capacitación a los feriantes se encuentra esta iniciativa que tiene como meta vender lechugas, zanahorias y otras hortalizas con trazabilidad e inocuidad. Esto significa que los feriantes, que integren esta iniciativa, podrán dar garantías a la casera o casero de conocer con certeza la calidad, inocuidad, procedencia e historia del producto que están vendiendo.

Estas hortalizas se producirán, envasarán y comercializarán bajo condiciones sanitarias controladas, procesos que serán registrados y documentados en un sistema de información en línea que podrá ser consultado por el consumidor en un sitio web especialmente habilitado para ello.

Junto a los comerciantes de las ferias libres que participarán en una primera etapa, Arrieta y Chacareros de la Reina, se están capacitando a 11 agricultores de las comunas de Colina y Lampa que cumplen con Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) y que actualmente están incorporando los conocimientos específicos para el proyecto de trazabilidad con feriantes.

Los ejecutores del proyecto enfatizan en que esto pudiera cambiar por completo el concepto de venta en ferias libres, aunque sostienen ha sido un trabajo difícil porque los beneficios de la inversión y trabajo incurridos se observan en el largo plazo. Sin embargo, destacan que cada día son más las exigencias a nivel mundial, por parte de los gobiernos y de las distintas organizaciones de consumidores, en relación al manejo de información del origen de los alimentos para detectar focos de contaminación. “Por tanto, es muy relevante que sean las ferias libres desde donde se abastece al 70% de la población en productos hortofrutícolas las que den este paso, puesto que la información será pública para el consumidor”, sostiene Gustavo Gómez, encargado del proyecto desde ASOF.

Los feriantes, por su parte, sostienen que las ventajas de vender productos con trazabilidad es que “algunos clientes valoran este tipo de beneficios y la innovación, por ejemplo hace un tiempo atrás nadie compraba rúcula en las ferias e iban a los supermercados, así es que pienso que aunque pueda subir un poco el precio de estos productos, tendremos caseras y caseros que buscarán estos alimentos que darán la confianza de que lo que estará comprando es seguro y sano”, destaca Sandra Hernández, de la feria libre Arrieta y que ha sido capacitada.

El objetivo central es mejorar la competitividad de las ferias libres frente a otros mercados y generar conciencia de consumir productos sanos en la población. Es por ello, que en el marco de este proyecto se está coordinando una campaña de sensibilización que tendrá como eje central  difundir sobre aspectos como inocuidad, higiene y manipulación de los alimentos, consumo, propiedades nutritivas de alimentos, recetas, entre otros. Los gestores de la iniciativa adelantan que ya tiene nombre “Come Sano en la Feria” y logotipo. Esperan lanzar oficialmente la idea en agosto de este año.

Imprimir

Comentar articulo