En feria libre de Macul SEREMI de Salud RM fiscalizó pescados y mariscos

DSC_661178 sumarios ha cursado la Autoridad Sanitaria, en 612 locales de expendio de productos del mar, en las inspecciones realizadas por sus fiscalizadores del programa especial de Semana Santa. De estas inspecciones 294 corresponden a carros de ferias, siendo sumariados 23 de ellos.

 Santiago, jueves 29 de marzo 2018.- Un recorrido de fiscalización efectuó esta mañana la SEREMI de Salud RM, Rosa Oyarce Suazo, en una feria libre de Macul en compañía del  El Presidente Nacional de la Confederación de Ferias Libres (ASOF), Héctor Tejada, con el objetivo de inspeccionar las condiciones sanitarias de los carros que expenden productos del mar, para prevenir problemas que pudieran afectar la salud de la población, relacionados con las características de higiene y estructurales que deben poseer estos puestos.

Según datos de la ASOF, un 50% de la producción de la pesca artesanal llega a las ferias libres. Debido a esto y al alza en la venta que se produce en Semana Santa (Incremento de un 50%), la Autoridad Sanitaria ha incorporado a los puntos de expendio dentro de su programa de fiscalización.

La SEREMI Oyarce informó: “El principal punto de expendio de productos del mar a público son las ferias libres. Todo carro debe tener resolución sanitaria para almacenar y vender sus productos de manera correcta. Los pescados y mariscos pueden ser vendidos en este tipo de espacios, pero deben ajustarse a la normativa y es eso lo que estamos fiscalizando durante los días previos a Semana Santa”.

DSC_6620La Autoridad Sanitaria aconsejó a las personas en qué fijarse al momento de comprar mariscos y pescados ferias libres: “Un carro de mariscos y pescados debe contar con superficies lavables, en buenas condiciones estructurales, provisto de un  estanque con agua potable, con el fin de  asegurar una correcta  higiene del carro, de los productos y de los manipuladores. Vitrinas y aparadores con hielo que aseguren una temperatura de conservación de 5º C o menor. El personal debe tener vestimenta adecuada, utilizar cofia o gorro para el pelo y mantener sus manos limpias, uñas cortas, sin pintura, ni joyas. El manipulador del alimento jamás debe recibir dinero y el cajero nunca debe entrar en contacto con los alimentos”.

DSC_6632

Presidente Nacional de ASOF, Héctor Tejada, en punto de prensa junto al Pte. de ferias libres de Macul (SITRAFELI), Carlos Muñoz.

El presidente de ASOF, Héctor Tejada, entregó un mensaje a sus ‘caseras y caseros’ en el sentido de consumir con seguridad en puestos de ferias libres que se ciñan a la normativa sanitaria, respecto de la conservación de hielo y manipulación de los alimentos. “Hacemos un llamado a que nuestros clientes de ferias libres, que se estiman en más de 2 millones de personas sólo los fines de semana en la R.M, para que tengan la seguridad de que desde nuestras más de 1.000 ferias se estará entregando una atención en buenas condiciones. Hay que recordar que nuestra distribución, desde este canal ferias libres, es muy importante: sobre el 50% de productos marinos se venden en las ferias libres, a precios muchos más convenientes según recientes estudios realizados por Sernac y Odepa en que determinan que puede haber diferencias de hasta 5 mil pesos en algunos pescados, como la reineta, comparado con otro comercio. Es muy beneficioso que consumamos estos alimentos todo el año, considerando que Chile tiene más de 4 mil kms de costa y la posibilidad de encontrar productos marinos frescos siempre en ferias libres”.

Para corroborar que mariscos y pescados estén frescos, además de evitar romper la cadena de frío, Rosa Oyarce sugirió: “Observar los productos del mar para tener certeza que están frescos: no deben tener mal olor, pescados deben tener agallas rojas, ojos vidriosos, carne firme y turgente. Mariscos deben estar vivos y cerrarse al tacto. Recomendamos a las personas que dejen la compra de estos alimentos al final de su recorrido por la feria, para evitar la ruptura de la cadena de frío. No debe pasar más de una hora entre que se compran los productos del mar, hasta que se almacenan en el refrigerador o se manipulan para su preparación. Por otra parte, la SEREMI recomendó que al momento de cocinarlos hay que evitar la contaminación cruzada, utilizando recipientes y utensilios (cuchillos y tablas) distintos para los ingredientes de un plato. Y por último, mariscos y pescados siempre deben estar cocidos, por lo menos hervidos por 5 minutos, al momento de comerlos. El limón no cuece los alimentos, es sólo un condimento”.

Oyarce explicó, además, que la Autoridad Sanitaria prohíbe la elaboración y venta de platos preparados (como el ceviche) en los carros de ferias libres, porque conllevan riesgos en su consumo: “Los carros de mariscos y pescados de ferias libres no tienen autorización para elaborar platos preparados. Estos carros no están diseñados para mantener los espacios de una cocina de restaurante y su estructura no está pensada para la elaboración de alimentos. Hacemos un llamado a las personas a que no consuman ceviches ni platos preparados en lugares que no tengan resolución sanitaria para elaborar alimentos. El pescado crudo puede ser un riesgo para la salud de las personas por la presencia de  parásitos, como los Anisakidos, que pueden estar presentes, los cuales mueren con la cocción o congelación profunda. Estos gusanos pueden causar alergias a las personas o infestarlos, en casos más graves”.

La SEREMI de Salud metropolitana también efectuó un llamado a consumir alimentos del mar no sólo en Semana Santa, según Oyarce “Chile tiene un consumo per cápita de 13 kilos de mariscos y pescados al año y la mitad se produce en Semana Santa. Poco, si lo comparamos con los 20 kilos promedio a nivel mundial. El llamado es a nutrirse con estos alimentos durante todo el año: los pescados y mariscos poseen un alto contenido de proteínas, vitaminas del complejo B, minerales y tienen menos cantidad de calorías que las carnes como pollo, pavo, vacuno o cerdo. Es importante saber cocinarlo, idealmente no debe prepararse con aceite. Ayudan a reducir la inflamación y a enlentecer la formación de placas de grasa en las arterias, siendo así un factor protector para la salud cardiovascular. Otro aspecto importante es que el consumo de pescado en el embarazo, favorece la formación de la malla neurológica del niño/a,  al igual que la retina. En los niños, ayuda en la concentración del escolar y en los adultos, ayuda a prevenir el alzheimer”.

Durante la campaña de fiscalización 2018 de Semana Santa, en la Región Metropolitana se han efectuado cerca de 600 fiscalizaciones, con 78 sumarios sanitarios, lo que representa un 12% de incumplimiento y se han decomisado 3.033 kilos de productos del mar.

Las denuncias de la comunidad pueden ser ingresadas en la sección OIRS del sitio web de la SEREMI de Salud RM (www.ASRM.cl) o al teléfono Salud Responde al 600 360 7777.

DSC_6638 DSC_6655 DSC_6672 DSC_6627

 

DSC_6597

 

Fiscalización carros de pescados Semana Santa

Imprimir

Comentar articulo