Feriante de Padre Hurtado denuncia persecución en caducación de su patente

maria castillo 3

Le caducaron la patente a la comerciante María Castillo Luna, con más de 40 años trabajando en las ferias libres de la comuna de Padre Hurtado (antes Peñaflor), indicándole que por Ordenanza Municipal no pueden los comerciantes de ferias libres tener más de una patente en la Región Metropolitana. Castillo, se defiende, que jamás le habían advertido de ello, en sus 40 años de feriante. Además, hay que considerar que la comuna de Padre Hurtado nace de la división de Peñaflor, y que muchos quedaron con permisos en ambas comunas colindantes.

Sin embargo, indica que sólo a ella le han caducado la patente, así mismo ha sido víctima de hostigamientos por parte de los inspectores municipales, desde hace más un año, agregando que ella ha sido una de las comerciantes que más se opuso al traslado de la feria Padre Hurtado, lo que produjo una baja significativa en las ventas de muchos de los feriantes.

maria castillo 2

María Castillo en su feria de P. Hurtado, con sus colegas de más de 40 años.

Un mes sin trabajar y pérdidas de más de 500 mil en mercadería

María Castillo, jefa de hogar 60 años,  se percató de que no podría renovar su patente, este 6 de febrero de 2018. Antes, había acudido al municipio a renovarla, donde le indicaban que por diversas razones (caída de sistema) no podía cancelar el permiso. El 6 de febrero, dos inspectores acudieron a su domicilio, solicitándole que firmara un papel, el que estipulaba que estaba de acuerdo, en que no podría trabajar más en su puesto de productos del mar.

Con $500.000 de mercadería perdida, no pudo trabajar desde entonces. “Soy fundadora de la feria, imagínese que ni en dictadura me caducaron mi patente y ahora vienen con este argumento; somos muchos los comerciantes de la feria en Padre Hurtado que tenemos permisos en Peñaflor, porque antes éramos una sola comuna. La subdivisión fue posterior. Además, yo cedí ese puesto para que mi nuera lo trabajara”.

Castillo, dice que ya con un mes de brazos cruzados, deberá despedir a los dos trabajadores haitianos que la ayudan y ella buscar un abogado, porque insiste que es una “injusticia y he llegado a pensar que es un desquite del señor Alcalde José Miguel Arellano por haberme opuesto al traslado de la feria y por tener un historial de dirigente combativa en estos 40 años. Si él cree que estoy derrotada ligerito se va a dar cuenta de su equivocación”.

Para el Presidente de la Confederación de Ferias Libres (Asof), Héctor Tejada, esta situación entre lo que la ordenanza estipula y la realidad de las ferias libres suele pasar, sobre todo “cuando las ordenanzas se construyen sin consenso con la comunidad y sin ver la realidad, además en este caso jamás le pidieron un papel que acreditara que no era propietaria de dos patentes trabajando por más de 40 años de esta manera”, dice.

Tejada, agrega, que este tipo de situaciones sucede producto de la precariedad del tipo de permiso municipal de los feriantes, que depende netamente del criterio del Alcalde o Alcaldesa si quiere y sin razón justificada, puede caducar o mover ferias completas del lugar. Destaca que ello con ley de ferias libres (proyecto dormido en el Parlamento del año 2003) y con la figura de la concesión, “daría mayor seguridad y estabilidad al feriante, porque los feriantes toman el control la feria previo contrato de administración con el municipio, y todas estas situaciones se regularizan”.

Todo ello en opinión del gremio no se condice con los argumentos de fomento de los emprendimientos familiares, ni tampoco de apoyar que la comunidad tenga acceso a alimentos sanos, como se da en el caso de las ferias que distribuyen el 70% de productos frescos que a nivel nacional consumimos los chilenos y chilenas.

Vea la cobertura que nos hizo el medio El Ciudadano

Imprimir

Comentar articulo