Mujeres de Ferias: Cómo han ido creciendo en sus demandas y organización

mirta-araya

En las ferias libres ser mujer y la lucha por sus derechos ha sido un lento proceso, que ha ido de la mano de los cambios de la sociedad. En ese sentido Mirta Araya, encargada del departamento de la mujer de Asof y feriante en La Florida (vende artículos y ropa de bebe), recalca que tener un departamento desde el gremio orientado a las principales preocupaciones de las mujeres es un signo muy potente, en un medio bastante machista, afirma. Llegó hace cerca de 30 años a la feria libre de La Florida, y fue una de las fundadoras de la feria libre La Unión, la primera feria libre modernizada por Sercotec. Así mismo, fue de las primeras dirigentas que integraron la Coordinadora de Ferias Libres de la comuna, organización que antecedió a lo que hoy es la Confederación de Ferias Libres (Asof), que nace en el 2001. Por tanto, tiene cabal conocimiento de la historia del gremio, de los feriantes y, en especial, de las mujeres. “Cuando llegamos las ferias eran terribles, aquí poníamos carpas de trapo, los puestos eran de palo, de madera, algunos no tenían nada y  ponían puros cajoncitos”, recuerda.

Para la mujer feriante, los problemas que las afectaban y siguen siéndolo, son las enfermedades profesionales producto del tipo de trabajo que se realiza a la intemperie, con lluvia y mucha humedad, en invierno y mucho calor en verano.  “Por ejemplo desde el punto de vista biológico cuando pasamos frío, es terrible. También hemos vivido cierta discriminación en el sentido de una mujer feriante en un país como el nuestro y teníamos que  ver cómo lo resolvíamos e íbamos elevando la calidad de vida de nuestras mujeres”. De allí, que en el año 2002, nace el departamento de la mujer, orientado las acciones relativas a las mujeres comerciantes de las ferias libres, como potenciar su liderazgo, perfeccionar aspectos del ámbito laboral y de mejorar su calidad de vida y familiar (educación, salud); así mismo, apoyarlas en el fortalecimiento organizacional y capacitarlas para que adquieran herramientas que les permitan mejorar su actividad y perfeccionarse.

Se han puesto como meta resolver y desarrollar propuestas concretas a las autoridades en torno a 8 requerimientos esenciales de la mujer feriante, que fueron demandados por las mismas mujeres en el Primer Congreso Nacional, realizado en diciembre del año 2015. Estos son: salud, educación, vivienda, identidad, guarderías y jardines infantiles, jefas de hogar, mujeres líderes, violencia y machismo.

Pese a las dificultades que sortean a diario, esta actividad posee ciertas características que les permiten desarrollarse y dignificarse. “La mujer tiene estabilidad, acá nunca se va a quedar cesante, la feria brinda  independencia, nosotras manejamos los horarios, nos dignifica como persona y nos permite sentirnos seguras de que tenemos un espacio donde desarrollarnos. Por ello un 45% de las mujeres en las ferias libres son jefas de hogar”, señala.

Cifras Mujeres y Ferias

mujer
  • 170.000 mujeres feriantes a nivel nacional (49,6%) Catastro Sercotec, 2016.
  • El rango de edad de las mujeres feriantes mayoritariamente va entre los 45 y los 59 años (54%) según estudio realizado por FAO y ASOF en el año 2013.
  • Un 17% de las mujeres ha cotizado en los últimos 12 meses en salud y previsión frente a un 30% de los hombres (Estudio Fondo para la Educación Previsional – ASOF 2013).
  • Un 45% de las mujeres feriantes son jefas de hogar (estudio ASOF/ FEP 2013).

(Parte de las entrevistas Revista Aniversario 16 Feriante)

Imprimir

Comentar articulo