Asof asistió al lanzamiento del programa estratégico de alimentos saludables

By 28 julio, 2016Alimentación
programa saludable

Luís Solís, Gerente ASOF; Héctor Tejada, Presidente de ASOF; Carmen Castillo, Ministra de Salud; Juan Carlos Arriagada, Director Ejecutivo de Corporación para el Desarrollo del Mercado de los Alimentos; Tito Pizarro, Jefe de Políticas Públicas del Ministerio de Salud.

Hasta la empresa Granotec ubicada en la comuna de Huechuraba, llegó este día martes la Jefa de Estado, Michelle Bachelet, junto a los ministros de Economía, Luis Felipe Céspedes; de Agricultura, Carlos Furche; y de Salud, Carmen Castillo para lanzar el Programa Estratégico de Alimentos Saludables. Además, el evento contó con la presencia del Presidente de la Confederación Gremial Nacional de ferias libres, persas y afines (Asof), Héctor Tejada; el Gerente, Luís Solís, y el Director Ejecutivo de la Corporación Observatorio del Mercado de los Alimentos (Codema), Juan Carlos Arriagada.

Este programa busca impulsar los productos nacionales saludables a través de iniciativas de corto, mediano, y largo plazo, teniendo como objetivo para el año 2025: duplicar el valor de las exportaciones del sector y posicionar a Chile entre los países referentes en la producción de alimentos saludables a nivel mundial.

Con el lanzamiento de hoy, ya son tres los programas estratégicos en vigencia: el de Alimentos Saludables, el de Minería de Alta Ley y el de las Industrias Inteligentes.

“Lo que hemos hecho como Gobierno es mirar los pilares sobre los que construimos nuestro crecimiento”, destacó la Presidenta de la República. Además, indicó que esta iniciativa es parte de un gran esfuerzo para sentar las bases de una economía “más sustentable, productiva y equitativa”.

Luis Solis, Gerente de la ASOF, expresó: “valoramos mucho este programa nacional, porque como organización también estamos buscando agregar valor a los productos frescos que se venden en las ferias libres. Hoy estamos concretando dos proyectos junto a CORFO e impulsamos otros en la línea de mejorar la oferta saludable con otras entidades, como la Universidad de Chile, Fosis, Consejo de Producción Limpia, entre otros. Además, tenemos un departamento de alimentación saludable, anidado en nuestra organización, que busca  desarrollar estos temas a cargo de dos dirigentas nacionales, Soledad Rojas y Fanny Gajardo, comerciantes de ferias libres y que se han especializado en estas materias”.

Al final de su discurso, la Mandataria se refirió a la estrategia  propuesta con este y otros programas que ha desarrollado su Gobierno, donde indicó que “es fundamental que sepamos poner la prioridad en aquellas áreas donde sabemos que tenemos ventajas estratégicas. Sin duda, el potencial alimentario de Chile es una de ellas. Esta tarea, además, no sólo corresponde a un tipo de actores, sean públicos o privados. Necesitamos las sinergias del trabajo conjunto para ser capaces de hacer nuestra economía más sólida y diversa”.

Ejes del programa

La trazabilidad y visibilidad de las cadenas logísticas son ejes fundamentales para satisfacer las exigencias de los mercados. Para ello, explicó Eduardo Bitran Vicepresidente de Corfo, se requiere “saber de dónde viene el alimento. Tenemos que preocuparnos de la forma en que se usan los pesticidas, el fertilizante, tenemos que introducir industrias inteligentes, internet de las cosas y sensores para poder regular el uso del agua”.

El programa desarrollará una ambiciosa iniciativa de incorporación de «Internet de las Cosas» a la gestión de los sistemas alimentarios y logísticos, incluyendo por ejemplo la gestión integrada de cuencas y acuíferos, el manejo ambiental y sanitario en la salmonicultura y en la regulación de la actividad pesquera. 

¿Por qué este sector?

La creciente y diversa demanda mundial de alimentos, junto con un consumidor cada vez más preocupado por la relación alimentación-salud, indican desde Corfo, dibujan un horizonte de oportunidades para la la industria. De acuerdo a las exportaciones mundiales, Chile podría acceder a un mercado potencial de exportación de US$ 4.000 millones al año.

Más información acá: http://www.chiletransforma.cl/programa/programa-alimentos-saludables/

Avances del programa

Entre los avances del programa se destaca el proyecto – cofinanciado entre el sector privado y universitario- para la creación de un Centro de Desarrollo para la Industria de Alimentos, CeTA. El centro está liderado por las casas de estudio Universidad de Chile, Pontificia Universidad Católica, Universidad de Talca y Universidad de la Frontera, además de los centros de investigación y desarrollo Fraunhofer Chile Research y Fundación Chile. CeTA contará con capacidades de pilotaje y con una red de servicios para la gestión de proyectos alimentarios y facilitar el acceso de los usuarios a tecnología modernas, administradas bajo un esquema de trabajo colaborativo de los actores claves a nivel nacional.
El Centro abordará el desarrollo de ingredientes y aditivos, alimentos saludables, la valorización de productos patrimoniales y el perfeccionamiento de ámbitos técnicos como el empaque, la inocuidad y la trazabilidad. La iniciativa cuenta con $9.700 millones de financiamiento estatal, los que se complementan con un aporte privado de $7.000 millones, para la ejecución en un periodo de 10 años de operación.
Para incorporar estas tecnologías en el ámbito de las PYM E se ha co-financiado un programa de Extensionismo Tecnológico para mejorar la oferta de cientos de empresas del rubro con un costo de $ 1500 millones.
Para la innovación y nuevos emprendimientos, se han dispuesto recursos públicos y privados por un total de $6 mil millones para el desarrollo de nuevos productos, procesos y servicios especializados para la diversificación y sofisticación de la oferta alimentaria.

Proyectos que desarrolla el gremio en la línea Alimentación Saludable

El gremio, en su constante preocupación porque desde las ferias libres se oferten productos saludables ya que desde aquí se distribuye el 70% de productos hortofruticolas, impulsa varias iniciativas, una de ella es el proyecto “Hacia la sustentabilidad de las comunidades agrícolas periurbanas de Santiago mediante la potenciación de las cadenas de valor asociadas al territorio”, con participación de la Universidad de Chile y la Otec de las ferias Libres (CEDEI), se ejecuta en la zona norte de la R.M y busca el mejoramiento de la cadena de producción de hortalizas, que integra a agricultores, feriantes y comunidad, de la Provincia de Chacabuco, en tres comunas (Til Til, Colina y Lampa).

En la línea innovación, a través de Corfo se implementan la iniciativaTransferencia y Difusión de Conocimientos y Tecnologías para el procesamiento de Alimentos Hortofrutícolas de IV Gama a Mujeres Comerciantes de Ferias Libres” que busca difundir y transferir tecnologías en manufactura, envasado y preservación de alimentos hortofrutícolas a 50 mujeres comerciantes de ferias libres de la Región Metropolitana.

Así como el proyecto Cultura emprendedora e innovadora para jóvenes con educación terciaria de Ferias Libres que busca desarrollar cultura de emprendimiento e innovación en 200 jóvenes entre 20 y 35 años de edad, que cursen o hayan cursado la educación terciaria  y que sean familiares de comerciantes de ferias libres de la Región Metropolitana.

En la Sexta región, también se implementa el proyecto EcoPuestos, Desarrollo de emprendimientos agroecológicos en ferias libres, apoyado por el Fosis y que busca habilitar espacios de producción y comercialización de productos agrícolas sustentables a través de iniciativas cooperativas en un contexto de comercio social solidario.

En el ámbito de la sostenibilidad, la Asof firmó el Acuerdo de Producción Limpia (APL), en el año 2014, junto a los Municipios de Macul, Peñalolén, los sindicatos de ferias de dichas comunas, los Ministerios del Medioambiente y el Consejo de Producción Limpia con miras a Incorporar en el sector ferias libres medidas y tecnologías de Producción Limpia, para promover la generación de espacios que permitan el intercambio comercial y el encuentro de personas, el consumo de alimentos saludables y otros productos básicos, dentro de un marco de respeto a la comunidad vecina, el medio ambiente y el trabajo conjunto entre el municipio y la comunidad.