Distintos Ministerios y Estamentos Públicos Firman Convenio para Fomentar la Vida Sana

“La obesidad un problema país. Juntos construyendo un Chile más saludable”, fue el lema que unió a los Ministerios de Salud, Deporte y Desarrollo Social, junto a representantes de diversos sectores públicos y privados, para firmar un compromiso para mejorar los actuales índices de obesidad en Chile.

El acuerdo fue firmado por los Ministerios de Salud, del Deporte y Desarrollo Social;  así mismo por la Junji, Integra, Junaeb; y por la Corporación «5 al día» y la Alianza Revolución Saludable (Fundación Chile y GFK Adimark).

Durante una ceremonia, llevada a cabo en la comuna de Lo Prado, la Ministra de Salud, Helia Molina, afirmó que «la obesidad es un problema país que requiere que cada uno, desde su propio quehacer, contribuya a enfrentarla».

Dado que es una afección multifactorial, debe ser abordada de forma integral,  e involucrando estrategias de promoción, educación, prevención y tratamiento, sostuvo.

En este sentido, afirmó, que se necesitan sumar acciones desde los diversos mundos, públicos y privados y desde la academia,  colegios, universidades, oficinas, empresas, etc.

La Ruta Saludable

El Sistema Elige Vivir Sano (EVS) se hace parte de estas acciones, liderando una coordinación intersectorial para impulsar distintas estrategias para enfrentar los problemas de alimentación que afectan a la población.

La secretaria ejecutiva del Sistema Elige Vivir Sano, Teresa Boj, señaló que desde su estamento buscan «contribuir en la generación de marcos normativos que eleven estándares en materia alimentaria y en condiciones de entorno que mejoren calidad de vida”.

En este contexto, se ejecuta  la «Ruta Saludable», programa desarrollado por la Confederación de Ferias Libres (ASOF C.G), el Mercado Mayorista Lo Valledor y la Corporación «5 al día», a través de un convenio con el Ministerio de Desarrollo Social, específicamente con el sistema EVS, cuyo objetivo es impulsar acciones públicas, para difundir una vida sana mediante intervenciones desde las ferias libres, promocionando alimentos saludables y formas de elaborarlos de manera simple y a bajo costo en colegios, oficinas, universidades, llevando el mensaje que «la vida saludable no puede ser sólo de una elite».

Como parte de una política pública por la vida sana el gobierno ha implementado paralelamente acciones normativas y de regulación, como la obligatoriedad de difundir un mensaje que promueva estilos de vida saludable; el aumento del impuesto a las bebidas azucaradas; el nuevo etiquetado de alimentos que advertirá el exceso de calorías, grasas saturadas, sodio y azúcares; restricciones a la publicidad de alimentos dirigida a niños y niñas, y restricciones a la venta de éstos en las escuelas.

Cabe señalar que la reciente encuesta nacional de consumo alimentario reveló que en Chile el 95% de las personas no tienen una alimentación saludable y deben hacer modificaciones en su dieta.