Gobierno y agro alertan: no hay razones para alza de hortalizas y apuntan a comerciantes

By 20 febrero, 2012Alimentación

Autoridad precisa que sólo tres de quince comunas que surten de vegetales a Santiago tienen problemas de riego y que no hay menos oferta de productos.

Supermercados y ferias de Santiago han subido a más del doble el precio de algunos productos agrícolas durante el último año, a pesar de que el Gobierno, los gremios del agro y los propios productores que abastecen a la ciudad aseguran que no hay justificación para un alza de tal magnitud.

Si bien la sequía se ha hecho sentir este verano en algunas zonas que proveen a la capital, la merma de productos ha sido muy marginal.

Pese a esto, cifras de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) muestran que en el caso de algunos vegetales de alto consumo en esta estación, como los porotos granados, el precio ha subido 62% promedio en algunos puntos de Santiago.

Si hace un año el valor de un kilo de este producto en los supermercados del sector oriente era de $1.195, hoy asciende a $1.939. Las ferias también han elevado los precios, incluso aquellas ubicadas en las zonas más humildes. Los tomates, por ejemplo, han subido 83% en las ferias de la zona sur.

La mayor expansión en un año (entre febrero de 2011 y febrero 2012) se constata en las papas que se venden en los supermercados del sector poniente, con un alza del 142%.

El único producto que ha bajado en los supermercados de toda la Región Metropolitana es el zapallo (ver infografía).

Para el director nacional de Odepa, Gustavo Rojas, de las quince principales comunas que abastecen de hortalizas a Santiago, sólo tres tienen algún problema focalizado de agua: «Hay especulación por parte de los comerciantes, porque técnicamente no hay sequía en las comunas que abastecen a la región y la oferta de productos no ha disminuido».

Cifras de Odepa señalan que el 90% de las hortalizas que se consumen en Santiago en febrero se cultivan en las comunas aledañas, y que cuando en alguna zona hay sequía, se aumentan las plantaciones en otras comunas para sustituir la oferta.

Hay sequía, pero…

Pese a la mayor utilización de suelos fértiles para fines inmobiliarios, la Región Metropolitana sigue ocupando el primer lugar en cultivo de hortalizas, con más de 25 mil hectáreas de un total de 95 mil a nivel nacional.

Esas tierras cultivables se sitúan en las provincias de Chacabuco, Melipilla, Maipo, Talagante y Cordillera, y prácticamente toda su producción se destina a los supermercados y centros de abastecimiento de Santiago.

Durante la semana, «El Mercurio» recorrió algunas de esas zonas y constató que los efectos de la sequía todavía son focalizados y que gran parte de los campos se mantienen verdes.

En la zona de Liray -norte de Santiago-, la mayoría de los campos está productivo. Uno de los agricultores del sector, Martín Quilaqueo, cree que si este verano los precios al consumidor se elevaron de forma desmedida, ese fenómeno no se originó a nivel de los productores.

«En esta zona, una lechuga cuesta cincuenta pesos; a nivel de intermediario, doscientos veinte y cuando llega a público, quinientos. Está claro que no es aquí donde se disparan los precios», dice.

Un campesino de Colina, que se identifica como Segundo, señala también que los precios en el campo se mantienen estables: una malla de cebollas de cincuenta unidades tiene un costo de $2.000 ($40 por unidad) y un cajón de tomates de 18 kilos, $3.000 ($166 el kilo).

En la misma línea, el presidente de los Productores de Hortalizas de Chile, Alejandro Cifuentes, señala que, salvo en algunas zonas de Melipilla, Padre Hurtado y Chacabuco, la mayoría de los productores de la región riegan con agua de pozo, lo que permite que haya una mayor seguridad respecto de la disponibilidad de agua.

«El nivel de las napas ha bajado y se han tenido que profundizar los pozos, pero esto es un problema acumulado, no es una cuestión instantánea, lo que permite que algunos años los productores puedan invertir en cultivos que requieran menos agua», señala.

En la zona de Buin, Calera de Tango y Paine, la situación del agua tampoco es crítica. En la Asociación de Agricultores del Maipo comentan que si bien hay sectores con algunos problemas, esta zona es eminentemente frutícola, así que no explicaría el alza de las hortalizas.

Otros mercados

Según la gerente de Estudios de la SNA, Ema Budinich, varias de las comunas que fueron declaradas en emergencia por sequía corresponden a localidades que tienen una producción de hortalizas muy poco significativa, por lo cual no hay fundamentos para un alza de precios.

En la misma línea, el presidente de la Asociación Nacional de Organizaciones de Ferias Libres, Héctor Tejada, señala que hasta ahora este sector no ha tenido problemas de abastecimiento.

¿Por qué las alzas? «Porque entre el precio del agricultor y el precio a público hay una verdad misteriosa», señala Tejada.

Para Gustavo Rojas, en cambio, no hay ningún misterio: los comerciantes -incluidos los feriantes- tratan de maximizar sus retornos y, para evitar la especulación, los ministerios de Agricultura y de Economía están empeñados en crear 400 ferias libres más.

«La idea es que sean ferias de productores agrícolas y no de comerciantes», señala.

En las dos principales cadenas de supermercados del país, Walmart y Cencosud, no estuvieron dispuestos a hablar de este tema.

Efectos intermediarios

Algunos agricultores atribuyen el mayor precio que exhiben los vegetales en la ciudad a la acción de los intermediarios.

El gerente de uno de estos centros de acopio, selección y distribución, Mauricio Olivares, descarta esta posibilidad y señala que la intermediación representa, en promedio, el 10% del valor final de los productos: «La sequía ha hecho que no estén los volúmenes y las calidades esperadas, a pesar de que los agricultores siempre van a pensar que lo que producen es de primera».

Una opinión distinta tiene el presidente de la Vega, Manuel Caro, quien sostiene que el problema de sequía afecta a los productores de fruta, pero no tanto a las hortalizas: «La lechuga es un producto de sesenta días, y la zona central tiene problemas de agua hace tres años, así que ahí hay aprovechamiento», dice.

«El nivel de las napas ha bajado, pero esto es acumulado, no es una cuestión instantánea».
ALEJANDRO CIFUENTES
Presidente Hortalizas de Chile

«Hay especulación, hay una ganancia superior a lo normal por parte de los comerciantes».
GUSTAVO ROJAS
Director Nacional de Odepa

«En este momento no hay fundamentos para que aumente el precio de las hortalizas».
EMA BUDINICH
Gerenta de Estudios SNA

Fuente: El Mercurio. 18 de febrero de 2012