Niños de Jardín Infantil de Ñuñoa que desarrolla proyecto con Feria Libre Celebraron el Día de la Revolución Alimentaria

FoodRevolutionDay10Inédito proyecto en la comuna de Ñuñoa busca educar a los niños de educación preescolar en cómo mejorar su alimentación,  basado en un intercambio con la feria libre del barrio.

Más conocido en idioma inglés el “Food Revolution Day” es una campaña liderada por el inglés Jamie Oliver que busca, a través de distintas acciones de difusión y concientización, informar sobre la importancia de la alimentación saludable para todos los habitantes de la Tierra, en especial para los niños. Normalmente se celebra el día 20 de mayo.

Tías del Jardin Amapolas junto al equipo profesional de la Fundación Brotes y Pte de la feria Emilia Téllez, Pedro Cabrera.

Tías del Jardin Amapolas junto al equipo profesional de la Fundación Brotes y Pte de la feria Emilia Téllez, Pedro Cabrera.

Es lo que realizaron cerca de 50 niños y niñas del Jardín Infantil Amapolas (Junji), el pasado viernes 19 de mayo, junto a un grupo profesional de la Fundación Brotes, que ejecuta un proyecto cuyo objetivo es educar a los niños en cultura alimentaria y vida sana, teniendo como eje la feria libre Emilia Téllez, con más de 30 años de vida en el barrio. Específicamente, cocinaron con los pequeños bolitas de dulce y otras exquisitas preparaciones, elaboradas con zapallo, diversos vegetales y frutas, sin incorporarles azúcares ni sustancias altas en grasas.

jardin amapolasLa iniciativa, que es apoyada por el Sistema Elige Vivir Sano en Comunidad, y patrocinada por la feria libre Emilia Téllez y la Confederación de Ferias Libres (ASOF), está focalizada en 170 niñas y niños del Jardin Amapolas, de la comuna de Ñuñoa,  y busca enseñarles hábitos alimenticios mediante talleres de cocina interactiva y visitas guiadas a las ferias libres, con participación de los apoderados y pedagogas del jardín infantil.

Para la Directora de la Fundación Brotes, Luz Marina Trujillo, es esencial la participación de la feria libre por el contacto directo que «tienen los niños con frutas y verduras, así mismo por el trato humano y de barrio que se da en estos espacios. Creemos que la feria tiene mucho que aportar como instrumento pedagógico, inclusive de vida cívica en los niños. Hemos detectado como Fundación que muchos niños reconocen ciertas verduras y frutas no tan populares como el hinojo, gracias a la feria libre».