Proyecto que restringe venta de «comida chatarra» quedó a un paso de convertirse en ley

By 4 mayo, 2012Alimentación, Noticias

La Cámara de Diputados aprobó parte de las observaciones del Ejecutivo a la iniciativa que establece un marco regulatorio para promover una alimentación saludable a través de un claro etiquetado de alimentos.

La Cámara de Diputados aprobó parte de las observaciones que el Ejecutivo introdujo, a través de un veto presidencial, a la ley de etiquetado de alimentos.

Esta iniciativa, que ya fue despachada, establece un marco regulatorio para promover una alimentación saludable, prohibiendo la comercialización de la llamada «comida chatarra» en los establecimientos educacionales de todos los niveles, restringiendo su publicidad y su ofrecimiento o entrega gratuita a menores de 14 años de edad.

Este proyecto dispone que los fabricantes, productores, distribuidores e importadores de alimentos deberán informar en sus envases los ingredientes que contienen -incluyendo todos sus aditivos expresados en orden decreciente de proporciones- y su información nutricional, expresada en composición porcentual, unidad de peso o bajo la nomenclatura que indiquen los reglamentos vigentes.

Asimismo, el Ministerio de Salud, mediante el Reglamento Sanitario de los Alimentos, determinará la forma, tamaño, colores, proporción, características y contenido de las etiquetas y rótulos nutricionales de los alimentos, con el fin de que la información sea visible y de fácil comprensión para la población.

Los nuevos etiquetados deberán contemplar, al menos, los contenidos de energía, azúcares, sodio, grasas saturadas y los demás que el Ministerio de Salud determine. Y no se podrá adicionar a los alimentos, ingredientes o aditivos en concentraciones que causen daños a la salud, según lo establezca el Ministerio.

La iniciativa también contempla que los establecimientos de educación parvularia, básica y media del país deban incluir, en todos sus niveles actividades didácticas y físicas que contribuyan a desarrollar hábitos de una alimentación saludable. Y, al mismo tiempo, la advertencia sobre los efectos nocivos para la salud de una dieta excesiva en grasas, azúcares y sodio.

COMPOSICION NUTRICIONAL

Será el Ministerio de Salud el que determine si los alimentos, ya sea por unidad de peso o volumen, o por porción de consumo, presentan en su composición nutricional elevados contenidos de calorías, grasas, azúcares, sal u otros ingredientes que el reglamento determine.

Este tipo de alimentos se deberá rotular como «alto en calorías», «alto en sal» o con otra denominación equivalente, según sea el caso. El Ministerio, también tendrá la responsabilidad de determinar la forma en que será incorporada esta información a los alimentos, incluyendo sus contenidos, forma, tamaño, mensajes, señalética o dibujos, proporciones y demás características. Asimismo, la autoridad sanitaria podrá fijar límites de contenido de energía y nutrientes en estos alimentos, y estará facultado para corroborar con análisis propios la información indicada en la rotulación. El veto establece además que el etiquetado de los sucedáneos de la leche materna no deberá desincentivar la lactancia natural.

Asimismo, incluirá información relativa a la superioridad de la lactancia materna e indicará que el uso de estos sucedáneos debe contar con el asesoramiento de un profesional de la salud. Además, el Minsal en conjunto con el Ministerio de Educación, deberán disponer de un sistema obligatorio de monitoreo nutricional de los alumnos de enseñanza parvularia, básica y media, a cargo de especialistas que midan su índice de masa corporal que los orientará en el seguimiento de estilos de vida saludables.

Fuente: La Tercera. 3 de mayo de 2012