Sequía y heladas disparan precio de frutas y verduras. Limones suben su valor en 156%

By 4 marzo, 2014Agricultura

Según Odepa, pese a que el costo de ciertos productos ha aumentado, «no se prevén especies o cultivos que puedan experimentar alzas fuera de las normales». Organización de ferias, en tanto, creen que la falta de una política agraria y el cambio de tipo de suelo para la producción, ha afectado el precio final. Lo anterior no tendrá efectos en el IPC aún.

 

Por ahora de especulación ni hablar. Sequía, costos de producción o heladas es lo que estaría detrás del por qué algunas frutas y verduras han mostrado fuertes incrementos en los últimos  meses, tanto en ferias libres como supermercados de Santiago.

El comportamiento de algunos de estos productos llevó incluso a que se incrementaran hasta más del 100%, como sucedió con el precio de los limones.

Para este caso, por ejemplo, la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias  (Odepa) del Ministerio de Agricultura, registra que la variación interanual para enero 2013-2014 de esta fruta llegó a 106,5%, alcanzado $1.125 el kilo promedio en ferias libres, y en supermercados alcanzó $1.413 (95,8%). Esto, sin considerar que actualmente el kilo de limones varía entre $1.600 y $1.800 (ver tabla 1).

Al desglosar más el comportamiento del precio del limón, las cifras de Odepa son concluyentes: entre noviembre de 2013 y enero pasado el valor subió 155,6% en ferias libres, pasando de $440 a $1.125.

Pero este no es el único caso. En supermercados también se han visto fuertes incrementos en el precio del kilo de la naranja valencia, pasando de $554 en enero de 2013 a $882 (76,7%) en igual mes de 2014; pimiento verde (unidad) de $221 a $270; o  pepino de ensalada (unidad), que subió de $307 a $471, para iguales fechas (tabla 2).

En el caso de las ferias libres, hay también alzas interanuales importantes: zanahoria (unidad) 67,4%; naranja valencia (kilo) 33,5%; plátano (kilo) 28,1%; y lechuga escarola (unidad) 27,9%, entre otros.

CAUSAS DEL ALZA

Según el ministro de Agricultura, Luis Mayol,  «los  posibles incrementos de precios de frutas, fuera de los provocados por la estacionalidad de la producción, no se prevén especies o cultivos que puedan experimentar alzas fuera de las normales, ya que se espera una recuperación importante de la producción en la próxima temporada».

Desde Odepa añaden que tras cuatro años de sequía continua y heladas primaverales, la industria «ha ido ajustando sus procesos productivos y la ubicación de sus explotaciones», por lo que se prevé un incremento productivo en los próximos años.

Destacan que la fortaleza de los mercados externos que se ha apreciado en el último periodo «puede influir en una menor disponibilidad de productos para el mercado interno, con las consecuentes alzas de precios».

Para el caso de los limones entre noviembre 2013 y enero del 2014, Odepa ve más de un factor: «La producción en el período estival ha disminuido por una caída en la superficie plantada influida por factores como la sequía, la cual ha afectado severamente a las zonas productivas, y que se ha reflejado en una menor disponibilidad de fruta en los canales comercializadores».

De hecho, detallan que los volúmenes de limones en los mercados mayoristas de Santiago han tenido «una drástica caída a partir de octubre del 2013 (14.302 kilos) en comparación con octubre del año 2012 (9.671 kilos), situación que se ha seguido repitiendo y que no se ha corregido en los meses de enero y febrero de este año».

Asimismo, explican, la aparición más tardía del limón plateado ha contribuido también a una menor disponibilidad de fruta en la temporada estival.

LA FERIA

Reconociendo que hay más de un factor para entender el alza de frutas y verduras, es la que ve el vicepresidente de Confederación Nacional de Organizaciones de Ferias Libres (Asof), Froilán Flores.

Para él, los resultados de Odepa se quedan «cortos» con la realidad que ve a diario en la Vega Central o Lo Valledor.

Detalla que para el caso del precio de los limones, «los campesinos nos dicen que afectó el tema de las heladas, pero también la sequía atroz que sufre el país hoy».

Pero hay más. Flores también cree que tanto para la producción de limones, como otros frutas y verduras hay un tema más de largo plazo: Chile «no tiene una política de desarrollo de la pequeña agricultura familiar para trabajar la poca de agua que hay. No hay una planificación de qué se siembra».

A esto añade el hecho de que en la Región Metropolitana se autorizó el año pasado a que el suelo urbano creciera en 10.500 hectáreas.

EFECTO INFLACIONARIO

Con todo, la incidencia de las variaciones de las frutas y verduras dentro del IPC, no es menor, ya que pesa casi un 3% dentro de la canasta.

En este sentido, Cristóbal Doberti, economista jefe de Bice Inversiones, destaca que específicamente el movimiento de los precios del limón es distinto al de otros productos.

«De acuerdo al INE, estacionalmente el limón funciona distinto en la categoría, ya que la oferta relativa tiende a reducirse por cambio de temporada».

De esta forma, explica que los precios de esta división deberían caer en febrero, por un tema de estacionalidad, aliviando las presiones inflacionarias que sí se observan por el lado de los productos transables.

Fuente: Diario El Pulso.